TILLANDSIAS


LOS CUIDADOS DE LAS PLANTAS AÉREAS

Las Tillandsias son un grupo de plantas epífitas pertenecientes al género de las bromelias, que no requiere de sustrato para sobrevivir. Esto, gracias a que absorben el agua y nutrientes del ambiente a través de sus hojas y raíces; contenidos en el polvo, la materia depositada por insectos y restos de otras plantas. Lo que la convierte en una excelente opción para incorporar a terrazas o jardines por su fácil mantención y por el poco espacio que necesitan para vivir.


Tillandsia bergeri, o comúnmente conocida como Clavel del aire es originaria de américa del sur, el clavel del aire pertenece al género Tillandsia, familia de las bromelias, que crecen naturalmente sobre otras plantas, por lo general en árboles. Se reproduce por plántulas o hijuelos que aparecen alrededor de la planta madre después de la floración, hasta formar una colonia.


A continuación dejamos algunos cuidados y datos útiles sobre los requerimientos de esta.

REQUERIMIENTOS

Como ya lo mencionamos anteriormente, las plantas aéreas son muy fáciles de cultivar y requieren de poco espacio, no es necesario plantarla en un macetero, ya que pueden sobrevivir sobre cualquier estructura que las pueda soportar. Esta peculiar planta prefiere luz solar indirecta, sobre todo durante los meses de mayor temperatura, en general se da bien en lugares con temperaturas elevadas pero es aconsejable ubicarlas en lugares de semisombra. Puede ser emplazada en exterior o interior. En el interior es conveniente ubicarla cerca de una ventana luminosa y en un lugar con movimiento suave de aire fresco. No es una especie que necesite mucho riego, en condiciones naturales se mantiene gracias a la humedad del aire, pero para cultivar y su uso ornamental se puede mantener rociándola con agua de 1 a 3 veces a la semana en verano, y 2 veces a la semana en otoño e invierno.


El aire y agua que está en contacto con la planta no siempre aporta todos los nutrientes que necesita para crecer vigorosa y sana, sobretodo en el clima mediterráneo que caracteriza a la zona central de Chile, para esos casos aconsejamos rociar una mezcla de agua con fertilizante de planta de interior 1 vez cada 2 semanas en primavera y verano, y 1 vez cada 4 semanas en otoño e invierno, también se puede aplicar una dosis de 2ml de Nutribonsai por 1 litro de agua, o la aplicación de 15 gotas de Vitobonsai por 1 litro de agua una vez al mes. Sin embargo no hay que olvidar la importancia que tiene el contacto con el aire para esta planta, por eso se debe tener cuidado de ubicarla en un lugar con aire fresco. Otro cuidado que podemos suministrar a la planta si observamos que ésta se encuentra muy seca o a perdido mucha vigorosidad aconsejamos sumergirlas en agua por una noche completa, así le damos el tiempo necesario para que pueda absorber el agua por sus hojas y raíces. Si aplicamos esta última opción hay que cuidar no exponer por un tiempo muy prolongado a la planta para evitar el pudrimiento de sus hojas y raíces dentro del recipiente de agua.