LOW LINE


EL PARQUE SUBTERRÁNEO DE NUEVA YORK


Un ejemplo de innovación y creatividad, es el proyecto que busca integrar la opinión de la comunidad y hacerse cargo de los espacios subterráneos abandonados de la ciudad. Considerado como uno de los proyectos públicos más financiados de la historia, este es el primer parque público subterráneo, que estará completamente terminado para el año 2021. El proyecto ha estado en desarrollo desde el 2009, y en Julio del presente año recibió la aprobación de la ciudad. A partir de ahora el Low Line tendrá que recaudar diez millones de dólares para Julio de 2017, junto con la presentación de un diseño esquemático final, así como los planes de diseño impulsados por el aporte local.


Construido en una antigua estación de trenes subterránea en el Lower East Side de Manhattan, Nueva York, la innovación de este proyecto recae en el manejo y uso de la luz por medio de tecnología solar creada por el estudio Raad (Raad Studio). Esta acumula la luz solar en receptores ubicados en la calle y los dirije como embudos bajo la tierra antes que se disperse, creando como resultado un parque subterráneo lleno de luz natural. El low line ha establecido un precedente en la historia de los parques públicos urbanos por utilizar y resignificar un lugar como un espacio verde, donde nunca antes había existido. Este es un proyecto que se enfrenta a algunos de los problemas más importantes de las urbes actuales, haciéndose cargo de los espacios residuales que quedan dentro y bajo de la ciudad. Un proyecto que muchos países buscan imitar, ciudades como Moscú, Seol y París ya están en conversaciones con el equipo de Low Line para replicar el proyecto en sistemas de metro subterráneo. Así se abren las puertas a un sinfín de proyectos que podrían asociarse a este concepto de reutilización de áreas subterráneas en desuso y la canalización de la luz solar para el crecimiento de la vida vegetal.


El estudio actualmente cuenta con un pequeño laboratorio abierto donde exhiben el uso de su tecnología, ubicado cerca del emplazamiento original del proyecto, donde los visitantes pueden adquirir una idea de cómo quedaría el parque final y cómo funcionará su tecnología solar. Fijando nuevos parámetros al reformar el significado de los espacios residuales, resultado del abandono. Transformándolos y regresándolos a la vida como una oportunidad de estudio, conocimiento, esparcimiento y encuentro social. En definitiva, un proyecto que da cuenta que bajo nuestras ciudades, bajo nuestras aceras, existe un mundo de posibilidades y un verdadero potencial con mucho valor.





HABITAR PAISAJE

http://thelowline.org/

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • Google+ - Black Circle