¿CÓMO MANTENER TUS SUCULENTAS?


¡Amamos las suculentas por muchas razones! No sólo por su diversidad de texturas, formas y colores sino también por su increíble capacidad de almacenar agua. Por esta misma razón este tipo de plantas son una gran alternativa para jardines pequeños de baja mantención, ideal en climas mediterráneos. ¡Desde nuestra perspectiva nunca se pueden tener demasiadas!


Si amas las suculentas cómo nosotros aquí te dejamos unos sencillos consejos para su mantención y saber cuándo es necesario regarlas. Lo primero es entender cómo funcionan estas plantas. Las suculentas son especies que almacenan grandes cantidades de agua en sus hojas y tallos por lo que en general tienen ese aspecto acolchado y no requieren de riego diario. Si bien estas son plantas adaptadas a desarrollarse en climas secos y temperaturas altas en realidad si necesitan agua para sobrevivir, su frecuencia de riego va a depender de la humedad del ambiente y el calor. Estas son plantas relativamente fáciles de mantener, aun así podemos enfrentarnos a algunos problemas que pueden impedir su desarrollo normal, principalmente vinculados a la mezcla del sustrato y a la frecuencia del riego. La frecuencia de riego que nosotros recomendamos si están en interior es de 3 a 5 veces por semana procurando humedecer la tierra. Para evidenciar la falta de agua es bueno fijarse en los tallos y hojas, cuyo aspecto debe ser siempre regordete. Cuando los tallos parecen débiles es un signo de qué algo no está faltando. Esto puede ser exceso de riego o falta de este dependiendo de la humedad de la tierra. Si al disminuir o aumentar el riego sigue presentando problemas habría que revisar el sustrato. La mezcla de tierra debe drenar el agua e impedir que se encharque, esto es muy importante para el crecimiento sano.


Si están en exterior puedes regarlas cada 3 o 4 veces por semana, si están en maceteros es importante que tenga agujeros en su base, para favorecer el drenaje. La frecuencia de riego siempre estará sujeta y va a variar dependiendo de la humedad del ambiente, donde hay más humedad se necesita menos riego y viceversa. Una forma para corroborar que el sustrato si está seco, es enterrar un palo en el macetero o tierra, si este sale seco será hora del siguiente riego. Otro aspecto importante a tener en cuenta, sobre todo para las plantas en el exterior es el calor, si hace mucho calor y están en un ambiente muy seco, el riego será más frecuente que si está en un ambiente menos caluroso y más húmedo. En este mismo contexto las plantas que están en macetas probablemente pierdan la humedad de su sustrato con mayor rapidez que las que se cultivan directo al suelo.


En general, ya sea afuera o adentro, lo más importante para saber cómo regar correctamente nuestras suculentas es observar. Es recomendable revisarlas cada 2 o 3 días para verificar qué tan seca está la tierra y decidir si necesitan agua según su aspecto. Recuerda que una suculenta sana siempre se verá con ese aspecto acolchonado, en este sentido tanto sus hojas como sus tallos son indicadores. Eso sí, hay que cuidar el exceso de riego, una de las causas más comunes por las que las plantas mueren. Una vez que se rieguen debes esperar a que la tierra se seque para volver a hacerlo, no suele pasar nada si está un par de días con el sustrato seco, por su capacidad de almacenamiento de agua en sus tallos y hojas que explicamos anteriormente. Por eso es recomendable que el sustrato se encuentre completamente seco a que esté húmedo para el siguiente riego.


HABITAR PAISAJE

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Instagram - Black Circle
  • LinkedIn - Black Circle
  • Google+ - Black Circle